sábado, 27 de junio de 2009

Sueño del Arrebatamiento...

Este es el sueño del hermano Emerson Díaz sobre el arrebatamiento de la iglesia tal y como lo redactó para la internet. Lo tuvo en este año 2009:

Una noche me recosté como suele ocurrir normalmente, y de pronto en un sueño-visión, me veo caminando en una calle llena de personas, con vestiduras rotas y sucias, sus rostros están tan sucios que toda esa gente parecía mendiga y viviendo en la más vil pobreza, su vestuario lucia tan sucio, que me preguntaba, ¿qué hago aquí?

Pero cuando caminaba, todas esas personas se burlaban y se reían a carcajadas señalando hacia el cielo. Después sigo caminando por esa calle en la cual habían moscas y gente tirada como borracha pero no paraban de reírse y señalaban hacia el cielo, luego de caminar en medio de esa multitud sucia, me dio curiosidad por saber que era lo que señalaban y por qué se burlaban.

Cuando miré hacia arriba, en esa calle había una especie de muralla enorme y habían unas pequeñas escaleras para subir a ella. Cuando subo, veo una multitud de personas que estaban a mi izquierda, paradas sobre esa muralla, y me doy cuenta que todos tenian trajes de galas, como cuando se viste un novio, trajes negros, así como se viste un novi
o para una boda.

Todos los hombres y las mujeres tenían unos trajes hermosos y veían para el cielo. Estando yo parado en esa muralla gigante, veo hacia abajo y vuelvo a ver a las personas sucias que estaban en la calle por la cual pasé, seguían burlándose y riéndose a carcajadas. De pronto escuché lo que decían: "jajajaja, están locos, piensan que se van al cielo! ¡jajajaja, gente loca! ¡jajaja!" Las burlas continuaban.
Me sorprendí cuando escuche lo que decían, porque cuando pasé por allí solo los escuchaba reír. De pronto alguien de la multitud que estaba parado junto a mí, empezó a gritar "¡Allí Viene! ¡Allí Viene!" Y de pronto dejé de ver a la gente sucia y volví mis ojos a los cielos y ví como una pequeña estrella se convertía cada ves mas grande, y a mi alrededor se unió toda la multitud a gritar a un sola voz "¡allí viene, allí viene, allí viene!" Miles de voces gritábamos que venia, y recuerdo que empecé a sentir como mi corazón palpitaba de gozo y felicidad porque allí entendí que se trataba de Cristo arrebatando a su iglesia.

De pronto, toda la multitud que gritábamos ¡allí viene! empezamos a ver como la luz se tornaba más grande y grande, cuando de pronto nos empezamos a elevar y yo miraba como todos íbamos tan alegres y gozosos volando y partiendo de este mundo, para recibir a nuestro señor Jesús en el aire. Cuando nos elevamos miré para ver hacia abajo y de pronto vi que en el mar saltaban muchos delfines como con caras sonrientes. Todos saltaban, eran muchos delfines en la mar y yo me alegraba de ver tan hermoso paisaje.

De pronto ocurrió algo extraño. Mientras volábamos, de los cielos se escuchó una voz que salía con poder y gloria y decía.“OID MORADORES DE LA TIERRA, POR CUANTO NUNCA CREISTE, Y AHORA HAS CREIDO, HAS CREIDO DEMASIADO TARDE”.

Fue todo lo que escuché decir, porque en ese instante mi corazón ya no le importaba nada de lo que había en la tierra, ya no me importaba nada, solo recuerdo que miré una vez más para ver la tierra y empecé a ver como ciudades enteras se quedaban sin luz y en oscuridad.

Volví mi cabeza hacia el cielo y allí Dios me dio un privilegio hermoso y grande. Por primera vez escuché millares de ángeles que cantaban en mis oídos y el sonido era muy fuerte pero no me lastimaba en nada, eran miles de voces cantando, llenas de júbilo y gozo.

Por último, mientras escuchaba voces de ángeles, pude ver una especie de túnel, a su alrededor habían miles de flores y mientras entraba por ese túnel, estaban cayendo muchos pétalos de rosas, era una bienvenida hermosa, y claro no entré caminando, sino seguía volando. Llegué a una puerta que a su alrededor tenia flores y brillaba. Cuando quise entrar a esa puerta, no me fue permitido, porque inmediatamente desperté. Abrí mis ojos, y como suelo hacerlo cuando tengo algún sueño como este, veo el reloj. Aún estaba oscuro y eran las 5:24 de la madrugada.

En ese momento sentí una paz enorme que lleno mi corazón, y dije: "gracias Cristo por tu misericordia". Hubiera preferido no despertar porque en el sueño las penas y sufrimientos habían terminado.

Siento que ya no habrá más, porque lo próximo ya no será un sueño si no será el mismo Cristo levantando en breve a su pueblo.

Significado del sueño- Esa misma mañana recostado en mi cama, clamaba al señor Jesús en silencio, y disfrutando de una paz inmensa. Créame, nunca en mi vida me sentí tan tranquilo y tan confiado en Jesús como esa mañana. Entonces le dije calladito: ¿"Padre, qué significan las demás cosas que me mostraste, porque no las entendí todas"? En ese momento recibo la interpretación completa del sueño y me dice: "La gente que viste con vestiduras sucias y rotas y que se burlaban, son todas las multitudes de la tierra que me tienen en poco y que se burlan de ustedes, porque creen que son fanáticos y locos, pero no creen en mi palabra y se burlan de mi y de mi venida".

"La gente que viste en la muralla, es todo mi pueblo que esta velando en este instante y que me esta esperando. Ese es el pueblo que vengo a levantar, el pueblo que esta vestido de santidad y con ropas nuevas, limpias y sin manchas.

"Así mismo viste una gran multitud parada en esa muralla, esto significa que hay muchos de mi pueblo que están consagrándose cada día y están esperando en mí".

"Muchos creen que son pocos los que me llevaré, pero no es así. Hay miles que en verdad me aman y me esperan con todo su corazón, por ellos vengo pronto. Los delfines que viste en la mar, todos ellos muestran que el final para la iglesia se acerca y que es menester que velen, porque estoy pronto a descender".

Las ciudades que viste que se quedaban sin luz, es porque todo mi pueblo es la luz del mundo y si la luz desaparece, la oscuridad viene.

La voz que escuchaste y que salió del cielo, es porque muchos creerán en mi cuando vean desparecer a mi Iglesia, pero así mismo es una voz de alerta, antes que ocurra lo ya establecido en mi palabra.

1 comentario:

Angel Luis González dijo...

Dios le bendiga hermana, Cristo viene pronto.