martes, 26 de octubre de 2010

English Version

En 1968 Mama Domitila de el Congo (para entonces Zaire), recibió la visitación de un ángel del Señor. Esta visitación vino cuatro años después de que el Señor la hubiera resucitado. Mientras estaba en su lecho de muerte, Dios la llevó al cielo y al infierno. Este ángel que la visitó le trajo un mensaje para el tiempo final; el arrebatamiento de la iglesia, el Anticristo y los tiempos del fin. He aquí su visión:

El ángel del Señor estaba conmigo mientras estábamos frente a un grupo a quienes tres predicadores les hablaban la Palabra de Dios con poder y autoridad. Pero esta multitud de gentes no prestaban atención a lo que se les estaba predicando. Algunos estaban parados bebiendo y emborrachándose, mientras otros iban saliendo para tener placeres de este mundo con mujeres. Estas personas decian que tenian que divertirse que luego aceptarian a Jesús. Además decían que Jesucristo no vendría sin que antes viniera el Anticristo. Decian que era absurdo esperar la venida de Jesús antes de que el anticristo completara su misión.

Con lágrimas en sus ojos el ángel me dijo: "Estás oyendo lo que ellos dicen? Ellos se niegan a creer en Dios pero intentan saber el dia que Jesucristo viene, pero ese dia nadie lo sabe, ni siquiera nosotros los ángeles que estamos en el cielo. Por otro lado ellos ignoran que el trabajo del Anticristo ya está aquí! Mientras la iglesia permanezca en la tierra el Anticristo operará y permanecerá en oculto".

El ángel me llevó al borde de un gran océano cuyas aguas eran sangre roja. Al lado de este lago ví una bestia que parecia un león y era terrible en un hoyo. La bestia estaba parada con sus patas delanteras fijas con seguridad sobre la tierra. Era una vista terrible! De repente la bestia dió a luz un bebé, un infante humano, y la bestia comenzó a respirar sobre él. Este infante creció instantáneamente frente a mis ojos y se convirtió en un adulto. Estaba aterrada; como alguien podia nacer y crecer al mismo tiempo?
Después de un corto tiempo, este adulto se transformó en una serpiente de tres colores: blanco, rojo y negro. El ángel me preguntó si yo entendía lo que habia visto y le contesté que no habia entendido nada. Entonces el ángel me lo explicó: "Todo esto significa que el Anticristo ya nació, contrario a lo que dicen los escépticos que te mostré antes, pero la bestia no es su padre. Viste la bestia que lo dió a luz? Me dió la siguiente explicación:

-La forma en que viste que la bestia le respiraba y que él crecia y se convertía en un adulto te muestra que el Anticristo ya nació. El espíritu de maldad le dá el poder para operar. El Anticristo ya está vivo y es respaldado por personas muy poderosas.

-La forma en que viste su transformación de humano a serpiente representa que el Anticristo se presenta como cualquier otra persona. El camina, habla, trabaja hoy en dia como cualquiera de nosotros. Todavia no puedes saber quien es. Es bien inteligente, por eso es que lo ves como una serpiente. Los tres colores representan:

Blanco: El dia que el comience a operar lo hará astutamente como una serpiente. El color blanco significa que el se llamará a si mismo santo. El vendrá como un hombre extraordinario; hará grandes cosas que a muchos asombrará. El sanará la enfermedad. El le dará prosperidad al pobre. El traerá la paz al planeta, resolverá muchos problemas y vendrá haciendo haciendo buenas acciones. Las personas de todos los niveles lo amarán. Será grandioso. Las únicas personas que discernirán y conocerán quien es el verdaderamente serán únicamente aquellos llenos del Espíritu Santo, las que leen su Palabra.

Rojo: Através de él llegará la paz y hará a muchos felices, el vertirá la sangre de los santos.

Negro: A pesar de que el hará grandes cosas, realmente el es diabólico y sus actos diabólicos serán de lo peor, excediendo por mucho lo que se ha visto.

El ángel continuó: "Y la forma en que viste a la bestia semi enterrada en la tierra significa que el Anticristo está vivo, pero actualmente opera en lo secreto. El no puede dar a demostrar lo que es verdaderamente y operar abiertamente porque la iglesia de Jesucristo aún está en la tierra. El está oculto hasta el dia que la iglesia sea arrebatada. Ese será el dia en el cual él opere libremente. Ahora puedes ver el océano rojo ardiendo en fuego. El significado de esto es que el Anticristo vendrá con un poder tan extraordinario que hará grandes milagros porque tiene mucho poder pero él será lanzado al lago de fuego junto a Satanás y al Falso Profeta".

Continué escuchando al ángel quien me hablaba de lo que acontecería LUEGO del rapto de la iglesia: "luego del arrebatamiento de la iglesia, el Anticristo perseguirá a aquellos que confiesen a Cristo. Y aquellos ya no oirán de la Palabra de Dios (La Biblia) porque no habrá quien la predique. Su lectura no será permitida. Las Biblias estarán escondidas porque el anticristo se opondrá a ella. Así la profecia dada a Amos será cumplida: "He aquí que vienen dias, dice el Señor, en los cuales enviaré hambre sobre la tierra, no hambre de pan ni sed de agua, sino de oir la Palabra de Jehová e irán errantes de mar a mar, desde el norte hasta el oriente discurrirán buscando la Palabra de Jehová y no la hallarán". Amós 8:11-12

El ángel me dijo: "dile a la iglesia, dile a las personas que es tiempo de servir al Señor. Es el tiempo de arrepentimiento y de recibir salvación. Es tiempo de recibir la Palabra de Dios. Es tiempo de atesorar su Palabra en el corazón. Pero el tiempo que queda será difícil. La gente buscará la Palabra de Dios y no serán capaces de hallarla. Buscarán la Biblia pero tendrán que leerla escondidos. Ese tiempo vendrá, ese tiempo está cercano, ese tiempo está delante de ti. Busquen a Dios mientras pueda ser hallado, es tiempo de buscar la salvación".

El dia en que la iglesia sea arrebatada, el mundo quedará en tinieblas. Somos la luz del mundo. Los que no estén llenos del Espíritu Santo no escucharán la trompeta sonar.

Nota: Amados, esta visión fue dada hace cuarenta y dos años. Jesucristo está llegando, a la puerta. Vivimos los últimos dias antes del arrebatamiento de la iglesia. No hay tiempo que perder. Prepárate y di a otros que se arrepientan de sus pecados y que crean en Jesucristo, autor y consumador de nuestras vidas.